Mujer y Ciencia

María Cascales Angosto

Cartagena (España), 1934
Destacan sus hallazgos sobre los mecanismos de hepatotoxicidad de diversos fármacos; sus trabajos sobre el efecto protector hepático de antioxidantes y de diversos compuestos; y sus estudios sobre los efectos del envejecimiento en el metabolismo hepático de fármacos, la restauración de la funcionalidad del órgano y la regeneración del tejido necrótico. Sus publicaciones son muy apreciadas por los especialistas en estos temas.

María Cascales nació en Cartagena (Murcia) en 1934 y es la hija mayor de un ingeniero naval padre de una familia numerosísima: 12 hijos. Sin duda esto la marcó porque desde muy joven, se erigió en guía de algunos de sus hermanos más pequeños a los que orientó y ayudó a lo largo de sus carreras con esa vehemente, obstinada y alegre generosidad que la caracteriza y que siempre ha puesto al servicio de todas las tareas que ha emprendido. María es una fuerza de la naturaleza y estoy segura de que esta opinión la comparten la mayoría de los que la conocen.

Estudió Farmacia en Madrid y realizó su Tesis en el Departamento de Bioquímica bajo la dirección de Federico Mayor. A ella le gusta recordar las penurias y la falta de medios de su laboratorio en aquellos tiempos y los alardes de ingenio y coraje de que hicieron gala para sacar adelante el trabajo. Por entonces luchaba por especializarse en cultivos vegetales in vitro y permaneció un tiempo en el Centre National de la Recherche Agronomique en Versalles. Posteriormente se interesó por la enzimología y se trasladó al Biochemistry Department de Kansas City dirigido por Santiago Grisolía.

De vuelta a Madrid y transcurrido un tiempo, se trasladó al laboratorio de Patricia MacLean y Leslie Greenbaum en Londres donde se especializó en vías alternativas del metabolismo en hepatocitos aislados. Toda su experiencia acumulada y en particular la adquirida en Londres le permitió iniciar en los setenta su línea de hepatotoxicidad que ha dado tan interesantes resultados (1-7).

No se puede hablar de María sin destacar su lucha por constituir el Instituto de Bioquímica de la Facultad de Farmacia (Centro Mixto CSIC-UCM) del que fue fundadora y primera Directora y de sus desvelos por la Real Academia de Farmacia de la que fue Tesorera y Vicepresidenta y primera mujer elegida como Académica de Número. También fue la primera mujer científica en el Instituto de España.

Es imposible mencionar en esta pequeña biografía los premios y distinciones que ha recibido, las conferencias que ha pronunciado y los libros y monografías de los que ha sido autora y editora, pero espero que con mis palabras puedan hacerse una idea de lo qué es María. Para mí fue una suerte conocerla.

REFERENCIAS

  1. S. Cerdan, M.Cascales and A. Santos-Ruiz. Effect of thioacetamide on the pentose phosphate pathway and other NAD-linked enzymes of rat live cytosol.Chronology of the perturbations and metabolic significance. Mol. Pharmacol. 19:415-455, 1981.
  2. C. Díez-Fernandez, L. Boscá, L. Fernández-Simón, A. Álvarez and M.Cascales. Relationship between genomic DNA ploidy and parameters of liver damage during necrosis and regeneration induced by thiocetamide. Hepatology 18: 912-918, 1993.
  3. N. Sanz, C. Diéz-Fernández, A. Álvarez and M. Cascales. Age-dependent modifications in rat hepatocyte antioxidant defense system. J. Hepatol. 27: 525-534, 1997.
  4. C. Diéz- Fernández, N. Sanz, A. Zaragoza and M.Cascales. Influence of aminoguanidine on parameters of liver injury and regeneration induced. British J. Pharmacol. 125, 102-108, 1998.
  5. C. Diéz, A. Zaragoza, A. Álvarez and M. Cascales. Cocaine toxicity in hepatocyte cultures from phenobarbital-induced rats: involvement of reactive oxygen species in the expression of antioxidant defence systems. Biochem. Pharmacol. 58, 797-805, 1999.
  6. D. Andrés, N. Sanz, C. Diéz-Fernández, a. Zaragoza, and M. Cascales. HSP-70 induction by CsA in cultured hepatocytes. Effect of vitamine E succinate. J. Hepatol. 33, 570-579, 2000.
  7. D. Andrés, M. Bautista and M. Cascales. Depletion of Kupffer cells by gadolinium chloride attenuates thioacetamide-induced hepatotoxicity. Expression of metallothionein and HSP70. Biochem. Pharmacol. 66, 917-926.