El grito de las células

Cultivo primario de fibroblastos humanos teñidos con Nile Red en la ciudad de Cáceres, aunque las células quisieran estar en Noruega.