Mujer y Ciencia

«Es impagable»: las mujeres científicas nos hablan de la lucha de Letizia contra la brecha de género

María Mayán y Guadalupe Sabio nos cuentan cómo la Reina apoya la igualdad de la mujer en la ciencia, ante las cámaras y de forma pública, pero también en la sombra.

En los últimos tiempos, hemos asistido a un cambio importante en la agenda oficial de la reina Letizia. Especialmente en los últimos tres años, su trabajo público se ha abierto a causas relacionadas exclusivamente con la mujer. Las ha ido incorporando de forma paulatina, hasta hacer que gran parte de su calendario anual esté relacionado con citas feministas, que abogan por los derechos de la mujer en diferentes ámbitos. La última, la lucha contra la brecha de género que existe actualmente en la ciencia, un tema en el que la reina Letizia se ha implicado al máximo.

De ahí que la Reina asistiera este martes al encuentro con mujeres científicas y emprendedoras ‘Rompiendo techos de cristal: la mujer científica, del laboratorio al emprendimiento’, que se celebró en el Museo de Ciencias Naturales. La implicación de doña Letizia con la mujer, y en este caso en particular con la mujer en la ciencia, es vital para que se dé visibilidad a esa brecha, que no es algo de lo que se hable a la ligera o que las mujeres científicas pongan sobre la mesa solo basándose en los roles de género o las cargas familiares. Al contrario, hay estudios que evidencian esa desigualdad.

La reina Letizia, durante el encuentro de mujeres científicas y emprendedoras. (Limited Pictures)

Por ejemplo, es posible que no sepan que a las mujeres se nos ve menos capaces para conseguir un contrato de investigación y tenemos un 20% menos de posibilidades que los hombres para conseguir los proyectos; que los premios de investigación se fallan mayoritariamente en favor de hombres; que si un trabajo de investigación está firmado por una mujer, tiene menos probabilidades de ser admitido en un evento científico de alto prestigio, es menos citado y somos menos invitadas a los congresos; las mujeres recibimos los premios científicos con menos remuneración y menos prestigio.

Son hechos constatados con datos y con numerosos estudios que los demuestran. Y, probablemente, no conoceríamos estas estadísiticas si la reina Letizia no hubiera participado en este evento, tal y como reconocen María Mayán y Guadalupe Sabio, científicas de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular y organizadoras del encuentro de mujeres científicas y emprendedoras al que asistió doña Letizia.

La reina Letizia, durante el encuentro de mujeres científicas y emprendedoras. (Limited Pictures)

¿Por qué es importante el apoyo de la Casa Real y otras instituciones?

Desde la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular, así como desde otras entidades como AseBio o ASEICA, organizamos eventos que nos visibilicen, por eso pensamos en un evento de este tipo al que acudiera la reina Letizia, la ministra y representantes de otras instituciones, porque al final su presencia aporta prestigio y más visibilidad a la brecha de género que existe en la ciencia. Si ellas apoyan esta causa, es más fácil que la sociedad se siente a estudiar los datos, que los hay y muchos. No decimos que hay un techo de cristal porque sí, hay datos científicos que lo demuestran con números. Que esté la Reina supone más visibilidad y que se empiece a tomar en serio este problema para poder diseñar medidas adecuadas para evitarlo.

¿Sentís que es la única forma de que se conozca el papel de la mujer en la ciencia y las desigualdades que existen?

Sí. Si viene la Reina, va a haber una repercusión mediática importante, eso lo tenemos claro. El apoyo de los medios sería menor y su presencia es una llamada de atención a los medios. Ellos tienen que ayudarnos, son una herramienta básica para llegar a la sociedad. Estamos todavía en gran medida en la educación que dieron a nuestras madres y nuestras abuelas. Las cosas han cambiado y la educación tiene que cambiar. Las cargas familiares, el cuidado de los hijos, los roles de género… Todo eso tiene que cambiar para que todos tengamos las mismas oportunidades.

Somos muchas y muy buenas. Y desde que se empieza la carrera hasta que se llega a los puestos de liderazgo, se van perdiendo mujeres y eso hay que cambiarlo. A pesar de las medidas que se implantaron desde Europa para acabar con la brecha, sigue intacta, no ha cambiado. Es el momento de legislar, de implantar cuotas, de hacer un cambio real en las cifras. Y para eso es importante concienciar a los niños desde pequeños para que se compartan las tareas desde casa, por ejemplo, para evitar los estereotipos y roles que se fomentan con cosas tan simples como los juguetes o los cuentos. Las mujeres científicas no pedimos que se nos dé nada gratis, solo tener las mismas oportunidades.

¿Cuál es la implicación de la Reina con la ciencia y la mujer científica?

La Reina es una persona sensible y comprometida con la situación de la mujer en todos los ámbitos laborales, no solo el científico, pero además está muy comprometida con la actividad científica, con la I+D+i, y eso se puede ver en los diferentes actos que apoya. Por ejemplo, Guadalupe Sabio, mi compañera, es una de las premiadas por la Fundación Princesa de Girona, y desde Casa Real les apoyan, les quieren, hacen un gran esfuerzo para visibilizarles. Y eso no lo hacen todas las instituciones. Doña Letizia es una persona muy comprometida con los premiados en ciencia, tecnología, innovación, etc. Y precisamente esa es una de las razones por las que la Reina vino al encuentro. Conoce a Guadalupe Sabio, su trabajo serio y riguroso. Conoce la Sociedad de Bioquímica y Biología Molecular, así como otras entidades que están liderando el ámbito científico en nuestro país. Agradecemos mucho la visibilidad que nos aporta la Reina, es impagable.

La reina Letizia, con las mujeres científicas. (Limited Pictures)

Hablamos ahora con Guadalupe Sabio, que fue premiada por la Fundación Princesa de Girona en 2012 por su investigación sobre la obesidad y su vínculo con el cáncer hepático. Desde entonces, tiene una relación personal con la reina Letizia, al igual que todos los premiados de cada edición.

¿Cuál es el objetivo de la reina Letizia al asistir a un evento como el celebrado este martes?

La reina Letizia quiere apoyar a la mujer científica, que tenga las mismas posibilidades y que haya igualdad de oportunidades en una carrera que es muy importante para toda la sociedad.

¿Hay más trabajo con vosotras además de apoyar este tipo de actos con su presencia?

Sí. Ella está muy involucrada en todo lo que se hace, en los problemas que hay, en cómo ayudarnos. Todo el trabajo que se hace en la sombra después se refleja en un acto, pero evidentemente ella sabe muy bien lo que estamos haciendo las científicas. Sabe lo que hacemos cada una, por qué lo hacemos, cuáles son los últimos éxitos. Hay un rodaje detrás muy importante.

¿Sentís que ese apoyo no es solo a la comunidad científica, sino también a título personal?

Por supuesto. La Reina sabe perfectamente quién eres tú, qué estás investigando en ese momento. Y es un trato tan cercano y personal que estar con ella resulta muy gratificante. Sabe todo de las personas con las que está. Se nota que se implica muchísimo con todo lo que hace. Tras el acto, estuvo hablando con todas las científicas emprendedoras, preguntaba, se interesaba por lo que hacían… Y todo el mundo sentía lo mismo: es una persona que no solo va a los actos a hacerse la foto, sino que es una persona que se implica, que quiere saber cuáles son los problemas, que quiere iniciar un diálogo para ver cuáles son las soluciones a esos problemas y ver qué se puede hacer para cambiar la situación.

Entonces, tu relación con la Reina viene desde que fuiste premiada por la Fundación Princesa de Girona.

Sí, es verdad que los premiados de la Fundación somos como una gran familia, pero concretamente ella se vuelca con nosotros. Si se organiza algo, siempre está ahí. Se molesta en saber cómo estamos, qué estamos haciendo, dónde estamos trabajando. Eso no lo hace todo el mundo y demuestra que es una persona que cuando apoya algo, lo hace convencida y comprometida.