Patricia Sancho

Instituto de Investigación Sanitaria Aragón (IISA)
Cónsul SEBBM (Zaragoza)

Es investigadora senior en el Instituto de Investigación Sanitaria Aragón, donde dirige su grupo de investigación desde el año 2017.

La Dra. Sancho tiene más de 20 años de experiencia como investigadora en el campo del cáncer. Es Lda. en Biología por la Universidad de Alcalá, universidad donde también se doctoró en 2004 bajo la especialidad de Biología Celular y Molecular gracias a su trabajo de investigación en el campo de la leucemia. Siguiendo con sus estudios en leucemia, trabajó como investigadora postdoctoral en el Instituto Pasteur de París durante el año 2005. Más adelante, se incorporó en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge en Barcelona, donde permaneció hasta 2012. En este periodo, se interesó por los cánceres del sistema gastrointestinal, realizando numerosas aportaciones de relevancia en el campo de cáncer de hígado. Posteriormente, trabajó como científica de plantilla en el prestigioso Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas de Madrid, donde desarrolló una investigación pionera sobre el tratamiento del cáncer de páncreas con fármacos utilizados contra la diabetes, publicada en una revista de gran relevancia. Gracias a este trabajo, fue reclutada como profesora asociada e investigadora en el Barts Cancer Institute de Londres, donde estableció su grupo de investigación independiente centrado en el estudio del metabolismo del cáncer de páncreas. En su etapa en Londres, recibió varios premios de fundaciones y asociaciones de pacientes que le permitieron continuar trabajando en la búsqueda de fármacos útiles para tratar este tipo de cáncer tan agresivo. En 2017 fue reclutada desde Inglaterra por el Instituto de Investigación Sanitaria Aragón gracias al prestigioso programa Miguel Servet, para la incorporación de investigadores en el sistema nacional de salud. Actualmente, su laboratorio está formado por 8 investigadoras que trabajan en descifrar de qué se alimenta el cáncer de páncreas en la búsqueda de nuevos tratamientos. Su investigación está financiada gracias a diversas ayudas gubernamentales y fundaciones privadas como la Asociación Española contra el Cáncer.